Alquilar barcos en Cádiz para despedida de soltera

Empieza ya la temporada de despedida en Cádiz y como siempre, en Espectáculos Luxury, disponemos de la mejor flota de embarcaciones de la bahía de Cádiz para que tu alquiler de barcos en Cádiz para despedidas de soltera, sea un éxito y como siempre, al mejor precio del mercado.

Algunas opciones de barcos de los mejores puertos de la bahía de Cádiz

Disfruta de tu despedida con el alquiler de barcos en Cádiz

Disfrutar de los placeres de un barco, es algo costoso, que no todos podemos permitirnos. Hay veces que deseamos con que nos toque la lotería para comprarnos el barco de nuestros sueños, pero no siempre o, mejor dicho, casi nunca se cumple ese sueño, de ahí que debamos pensar en otras opciones. El alquiler de barcos en Cádiz es una opción perfecta para tener unas grandiosas vacaciones y disfrutar de todos los favores que supone navegar en alta mar, en la maravillosa bahía de Cádiz.
Sacarse el titulo para ser patrón de barco, es algo costoso y complicado, normativa y unas prácticas que hay que pasar para que te den el preciado título. A todos nos gustaría ser el Patrón de nuestra propia embarcación, pero viendo lo costoso que es, te aconsejamos que te olvides de que te toque la lotería, de comprarte un barco y que te decantes por la opción más viable y económica para el resto de los mortales. Alquiler de barcos en Cádiz, yates y veleros disponibles a precios asequibles, desde 100 € la hora.

Si tienes unos días de descanso y quieres hacer algo que se salga un poco de lo habitual, alquila una embarcación y sal a navegar cuando te apetezca. De esa forma, descubrirás lugares diferentes y costas especialmente bellas y paradisiacas de la bahía de Cádiz.

Las ventajas de alquilar barcos en Cádiz con nosotros

  • Una de las mayores ventajas obviamente está en el precio. Comprar un barco es un gasto de dinero muy alto, hablamos de más de 30.000 €, lo que es algo inviable para la mayoría de los ciudadanos de a pie… además de gastos de mantenimiento, seguro obligatorio o amarres. Alquilar una embarcación es algo asequible para casi todo el mundo. Además, podrás hacerlo con tu grupo de despedida y pagarlo entre todos. El aforo máximo por ley marítima es de 12 con el patrón inclusive, lo que hablamos de que puedes invitar a tu fiesta de despedida, un máximo de 11 personas.
  • Las actividades que puedes hacer a bordo de un barco de alquiler son variadas. Navegar por la costa de Cádiz, es una experiencia única. Acceder a calitas y lugares paradisíacos de las playas de Cádiz, como pueden ser Conil, Sancti Petri, Chiclana, El castillo de Sancti Petri, o calitas de Tarifa, no está accesible a pie, lo que al alquilar una embarcación, podremos disfrutar de experiencias inolvidables como: pescar, practicar paddel surf, snorkel, fotografía submarina, ski acuático, bucear en alta mar..
  • Con estos servicios de alquiler de barcos en Cádiz, puedes acceder a embarcaciones realmente grandes y cómodas. Los catamaranes, por ejemplo, cuentan con espacios cómodos, amplios y abiertos para que puedas moverte con total libertad, tomar el aperitivo con los amigos y darte un chapuzón en el mar.
  • También es posible montar la fiesta  de despedida en barco  de noche a la luz de la luna y dormir en estas embarcaciones. Además, no hay nada tan impresionante, debes probarlo.
    • Es posible vivir aventuras en familia. Posiblemente sean los niños los que más disfrutan de una experiencia así al hacer realidad sus fantasías. Nadar, bucear, dibujar y jugar en cada uno de los rincones de la embarcación; se trata de vivencias muy enriquecedoras que te agradecerán.
    • Las embarcaciones en alquiler suelen contar con revisiones y mantenimientos frecuentes para evitar posibles averías. Incluso es posible acceder a servicios de asistencia en caso de sufrir alguna incidencia que incapacitara el viaje.
    • A la hora de alquilar un navío, también es posible contar con la experiencia de un patrón a bordo. Puede que no tengas mucha experiencia en el mundo de la navegación o que quieras disfrutar de una cómoda y tranquila travesía sin preocuparte de conducirla.